CERVANTES Y EL JUEZ DE LOS DIVORCIOS_abogaodos en jerez

El divorcio y Cervantes

El Juez de los divorcios

El entremés de Cervantes es curioso precisamente porque presenta el matrimonio y el divorcio en términos modernos.

carvantes-el-juez-de-los-divorcios-ABOGADOS EN JEREZ

Durante los siglos XVI y XVII, el divorcio era una práctica infrecuente y los jueces tomaban un rol de oposición a éste.

La práctica judicial en torno a las disputas maritales era más compleja. Era más permisivo en casos de desposorio, y un desposorio se podía romper en casos de cambio de opinión, prometidos rotos o enfermedades graves.

El matrimonio, sin embargo, era un caso diferente enteramente. La ley afirmaba que el matrimonio “no podía romperse nunca”. A veces, casos de impotencia eran considerados causa de divorcio pero bajo determinadas condiciones.

Las parejas tenían tres años para consumar el matrimonio, y si no lo conseguían se les hacia un examen físico para que, entre cosas, la mujer probara su virginidad.

Los únicos casos en que se consideraba el divorcio era cuando la voluntad de uno a los casados era entrar en la vida religiosa con permiso del otro, o el adulterio.

En los tiempos de Miguel de Cervantes, existía la posibilidad de que  el tribunal consintiera una separación temporal. Para presentar un caso exitoso de divorcio, las mujeres “alegaban malos tratos y riesgo para sus vidas”.

La impotencia era una causa justa para pedir el divorcio porque  era considerada una amenaza a la paz de la comunidad a causa del riesgo de adulterio por parte de la mujer.

Según los archivos, entre los años 1650-1750, solo se produjeron ciento cincuenta casos exitosos de divorcio en España.

El entremés de Cervantes es curioso precisamente porque presenta el matrimonio y el divorcio en términos modernos. Cervantes era “un crítico de su época” y por eso, presentaba el asunto de divorcio en una manera cómica.

Libertad femenina

Uno de los temas principales en esta obra es la idea de la libertad femenina. En general, la perspectiva sobre las mujeres en los siglos XVI-XVII era muy sesgada y peyorativa.

Los pensadores populares atribuían la posición inferior femenina a la historia biblica de la “flaqueza” de Eva en el jardín de Edén. En el matrimonio, las mujeres tenían que depender de la autoridad de sus maridos, a los cuales debían obedecer y cuidar con resignación.

Como se le consideraba propiedad de su marido, la mujer tenía poca independencia. Cervantes reivindicaba la idea de la libertad personal y la participación de la mujer dentro de ella.

En tiempos de Cervantes, la mujer tenía la presión de mantener la honra de su marido y su familia. Esta presión, combinada con su falta de libertad,  convertía el matrimonio en una institución opresiva para las mujeres.

En esta obra, El Juez de los divorcios, las mujeres se rebelan contra el orden patriarcal que las aprisiona. Las mujeres quieren un matrimonio con amor. Cervantes pensaba que un matrimonio sin amor va en contra del verdadero matrimonio cristiano. Las mujeres en esta obra revelan sus deseos y por eso revelaban el matrimonio ideal y la libertad conciencia femenina.

CERVANTES Y EL JUEZ DE LOS DIVORCIOS_abogaodos en jerez

abogados dominguez lobato en jerez

 

Acerca Eduardo Domínguez Lobato

Mira también

violencia de genero y libertad vigilada 3

Violencia de género y libertad vigilada

La libertad vigilada es una medida de seguridad no privativa de libertad (artículo 93.3 3ª …

Para continuar usando este sitio, debes aceptar el uso de cookies. Más Información

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y analizar la navegación de los usuarios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.

Cerrar